ALBANIA, 1978

Enver_Simaku

Enver Simaku cae en coma con apenas 8 años. El gobierno albanés lo achaca a un agente químico utilizado como fertilizante para verduras, pero su familia tiene otra versión: el niño guarda en su interior el kukuth, un demonio atávico capaz de desatar la mayor de las locuras. Desde entonces, cada segundo de su existencia es vigilado por la Brigada Contraparanormal de la Sigurimi, una división policial encargada de erradicar cualquier atisbo de superstición o fe religiosa.

Enver nunca llegará a despertar.